martes, 19 de mayo de 2009

Gamoneda no entierra a Benedetti

Todavía estaba tibito el cadáver de Mario Benedetti, tendido en una sala del parlamento uruguayo, y el poeta leonés Antonio Gamoneda le lanzó un dardo Lucifer que recogió Antonio Lucas en El Mundo: "Fue un ser admirable, pero utilizaba un lenguaje normalizado, el lenguaje de la comunicación coloquial que, aunque lo respeto, no lo comparto. En eso era un poeta menor". Aquí os dejo un fragmento de El lado oscuro del corazón, la película que Eliseo Subiela llenó de versos de Benedetti y en el que el poeta del compromiso, como le ha llamado estos días El País, hace un cameo, recitando versos en alemán. Debajo, Gamoneda. Juzgad vosotros.



1 comentario:

Raquel dijo...

Prefiero un poeta capaz de conmover con la sencillez de la palabra que uno cuya envidia no le permite ni expresarse