domingo, 17 de mayo de 2009

La carta de Pedro J. Ramírez

Rara vez leo a Pedro J. Ramírez. Confieso que lo he intentado... Lo intento, pero pasado el segundo párrafo de su larga carta de los domingos en El Mundo, me quedo sin cobertura; me descuelgo de su prosa, sin querer, pero me caigo. No digo que sea impostada, pero a mí tantas citas y referencias a lo que (sólo) él ha leído... me aburre. Pero hoy me he tragado, de la pe a la pa su artículo "El periódico es el héroe", en el que defiende, cómo no, el modelo tradicional del periodismo de quiosco. Pedrojota da cifras escalofriantes aunque, como buen periodista que es, no dice de dónde salen: 23.000 periodistas en paro y 150 periódicos cerrados en Estados Unidos en los últimos 15 meses. Y para pegar una bofetada en toda la cara a los que defienden el periodismo ciudadano, él cita a una vaca sagrada, David Simon, ex reportero del Baltimore Sun, al que "lo de periodismo ciudadano le suena un poco como a Geroge Orwell porque una cosa es ser un vecino que se entera de las cosas y se preocupa por la gente y otra muy distinta, un periodista, de igual forma que un vecino con una manguera en el jardín y buenas intenciones no es un bombero".
Lamento no estar de acuerdo con Pedrojota (más que nada porque él va de triunfador), pero esto ya no es lo que era. Y a mí, me duele haber estudiado algo que cada vez se parece menos a lo que hago. Pero no me da miedo. Hay que adaptarse, cambiar y estar preparados para el cambio. Por el camino se caerán las momias tango, esas que se menean por la redacciones como faraones egipcios. También los gandules. La mediocridad, desgraciadamente, es infinita y cada vez más joven. Es lo que hay. Este oficio es voraz, pero en eso radica su grandeza. Yo creía que vivía porque existían los periódicos. Ahora no puedo vivir sin Internet. Ya no hace falta pagar 1,50 euros para leer las noticias de ayer. Están ahora mismo al alcance de un click. En fin, a jubilarse, señores. Abran paso a la era de las www.

No hay comentarios: