lunes, 1 de junio de 2009

La mala leche

He entrevistado esta mañana a un profesor de Salud Pública de la Universidad de Murcia (Alberto M. Torres). Él ha hecho un estudio epidemiológico que demuestra que los hombres que comen frutas y verduras tienen un semen de mejor calidad. Según me ha dicho, no está demostrado que la dieta mediterránea cause el mismo efecto en las mujeres. A nosotras, el estrés y el tabaco nos chafan la fertilidad. Para Torres, el pico máximo de fertilidad en mujeres está en los 25 años, aunque los patrones culturales de España y el uso de anticonceptivos lo han desplazado hacia los 31. En los hombres esto no está tan claro, pero teniendo en cuenta que el semen de los españoles está entre los más malucheros de Europa en cantidad y concentración (dos goticas y se sienten campeones); en movilidad (más que espermatozoides parece que lleva lombrices); el único mérito que se le atribuye es el de tener mucha puntería. Me da a mí, que los murcianos ya se pueden hinchar a comer tomates, espinacas y naranjas. Esa mala leche no se va ni con agua caliente. Pero a lo que íbamos, chicas, si este estudio es infalible habrá que buscarse un vegetariano. Más que semen, lo suyo es ambientador.

No hay comentarios: