viernes, 12 de junio de 2009

No hay chino cobarde, ni chino traidor


Los cubanos, como los chinos, celebramos el día de los padres el tercer domingo de junio, que este año cae en 21. Mi padre, que en paz descanse, tenía abuelos chinos, de Cantón. Un día, paseando por La Habana, encontré en un obelisco una inscripción que decía: "En la guerra de independencia no hubo ningún chino cobarde, ni ningún chino traidor". Menos mal que aclararon que era en la Guerra de Independencia de Cuba (1868-1878) porque a ojo de buen cubero yo diría que no hay hombres más mujeriegos que los chinos mezclados con cubanos. Allí en La Habana se les llama "narra" y como llevan los ojos tan rasgados una no sabe, si se están riendo o preparándose para hacer el ventilador y controlar todo lo que se menea. Aquí os dejo una foto de mi ahijada, Eliani. Su madre es rubia. Su padre es mulato, hijo de una negra con un chino. Eliani, es pelirroja, china, y tiene naricita de porrón, que en Cuba se llama "ñata". La niña baila como una negra y es inteligentísima. Dicen que son las dos virtudes de las mulatas chinas. Eliani vive en Italia, en Vicenza, desde pequeñita y chapurrea el "cubano" de malas maneras.

1 comentario:

febade dijo...

Pues sí, es una curiosidad. Gracias por compartirla.

Un saludo