miércoles, 20 de enero de 2010

Air, los de Las vírgenes suicidas

Fui con el temor de que lo suyo fuera música de ascensor. Fui para escuchar tres o cuatro canciones y largarme. También para quedar bien porque me regalaron la entrada. Anoche estuve en el concierto que el grupo francés de música electrónica, Air dio en el auditorio de Murcia para presentar su último disco, Love 2. Aquello estaba lleno de modernillos con el pelito a lo Hugo Silva. También había gafa-e-pastas, chavalitas con kilos de más e ínfulas de intelectualoides y gente a las que se le notaba que estaba allí con más ilusión que melomanía. Me quedé a escuchar todo el concierto, incluso, hasta los bises. Del 1 al 10, yo les daría un 6,5. No están mal, pero yo no pagaría por verlos. No ya los 28 eurazos que costaba el concierto de anoche. Yo no daría ni 5 euros. Ellos son los de la banda sonora de Las vírgenes suicidas (Sofía Coppola, 1999) ; también han grabado con el escritor Alessandro Baricco (2003) y estuvieron a punto de trabajar con Madonna. Con ellos me pasó como con un concierto de Matthew Herbert en un festival de jazz de Cartagena, me salí porque tenía la impresión de que estaba repitiendo canciones. Eso sí, el público disfrutó muchísimo, bailó y aplaudió a rabiar temas que, por lo visto, conocían desde los primeros acordes. Interesante, pero demasiado teclado pal body.

No hay comentarios: