domingo, 21 de febrero de 2010

Un hombre soltero

Es de las películas que más me ha impresionado en los últimos años. La dirige el diseñador de moda Tom Ford, que con esta genialidad, deja con las vergüenzas al aire a más de un director de cine. El filme, protagonizado por Colin Firth, cuenta el duelo que vive un profesor de literatura en los años 60, tras la pérdida de su pareja gay. La escena final: "Y de repente llega", es de las cosas más bonitas que he visto en mi vida. Colin Firth está divino, tanto, que seguramente será imitado por batallones de gays exquisitos y refinados. Jon Kortajarena, que hace de ligón madrileño, destaca más por el grosor de sus labios, sus brazos como alitas de pollo y su flequillo perfectísimo, que el escaso diálogo que dicen las malas lenguas le ha dado su novio, Tom Ford. Id a verla porque aunque es cine gay, no hay nada de burdo en la película.

No hay comentarios: