martes, 2 de marzo de 2010

En tierra hostil

A esta película se le ha criticado mucho que no se posicione ideológicamente en el conflicto que narra. Yo creo que ese es su mérito. Dentro de 30 años, cuando ya nadie se acuerde de qué motivó la guerra de Irak, En tierra hostil (Kathryn Bigelow, 2008) seguirá viéndose cómo lo que es: un filme de guerra, que describe como no lo ha hecho ninguna otra película sobre el tema, qué es lo que en realidad motiva a los hombres a ir a la guerra: la adrenalina. Yo apuesto por esta película para la categoría de mejor director en los Oscar.

No hay comentarios: