lunes, 4 de julio de 2011

Cuando un amigo se va

He llegado del gimnasio sobre las 16.00 horas. Tenía 5 llamadas perdidas de mi hermana, que nunca me llama. He comido, para coger fuerzas y llamarla. Ella se ha impacientado y me ha enviado un mensaje: "Abuelo acaba de morir". Quedé en que lo iba a llamar ayer, a Cuba, pero llegué tarde de la playa y no lo llamé.

1 comentario:

Ariza en tierra de nadie dijo...

Ahora tienes a alguien más cuidando de ti, piensa eso y siéntete reconfortada, no culpable. Le has querido mucho, le sigues queriendo mucho, y eso a él le vale de sobra.