martes, 7 de febrero de 2012

La burla del presidente de Ryanair

Estoy sorprendida con la sorpresa que se ha llevado la prensa española con la burla que el presidente de Ryanair, la compañía aérea irlandesa de bajo coste, ha hecho a trabajadores despedidos de la difunta Spanair. El empresario Michael O'Leary posó con un anuncio de vuelos de Ryanair a 12 euros, haciendo el símbolo de la victoria con la mano izquierda, con la protesta de trabajadores al fondo. Los manifestantes le acusan de reventar el mercado con sus chollos. ¿De verdad, hay alguien que se sorprende con este señor y a estas alturas? Yo no vuelo con Raynair. Lo decidí hace tres años, cuando impusieron como norma una medida estándar para las maletas de mano. Yo llevaba una mochila que pesaba 7 kilos (sólo dejan subir 10), pero la mochila, por su forma, no encajaba en el tamaño que exigen. Les dio igual que pesara poco. En el aeropuerto de Bérgamo, en Italia, me obligaron a facturar la mochila. Tardaron horrores en facturármela y cuando regresé, el avión seguía en la pista, pero no me dejaron subir. Todavía tardó media hora en irse. Perdí el vuelo y me hicieron pagar otro que me costó 100 euros. Reclamé a la compañía y aún estoy esperando respuesta. Esa es mi experiencia personal con esos piratas. Pero podría mencionar algunas más: por ejemplo, cuando usaron la imagen de la Reina Sofía, sin su beneplácito, para una de sus campañas publicitarias, al descubrir que la monarca española había usado uno de sus vuelos; o cuando decidieron dejar de volar desde el aeropuerto de San Javier porque el gobierno murciano se negaba a pagarles para que siguieran operando. ¿Es el señor O'Leary el empresario del futuro?

No hay comentarios: