lunes, 6 de febrero de 2012

Secretismo inútil

Hace unos días Raúl Castro criticó en la primera Conferencia Nacional que celebró el Partido Comunista de Cuba el "secretismo inútil" de la prensa cubana. Y me gustaría reflexionar sobre este tema porque no creo que sea un problema que sólo padezca Cuba. Aquí por ejemplo, podríamos llamarle autocensura, censura o simplemente ceguera, que haberla, hayla. ¿Cómo se sale del secretismo inútil? Yo, como periodista, creo que uno sólo se decide a cruzar la barrera que existe entre el aburrimiento del corta y pega o la tranquilidad de la transcripción, y la angustia por ir un poco más allá, cuando sabes que si resbalas no te va en ello la vida, porque cuando se mete la pata, hay que sacarla y sacarla con dignidad, reconociendo el error, disculpándose e intentando hacerlo todo lo mejor de lo que se es capaz. Pero equivocarse no tiene por qué colocarte un sambenito. Aunque reconozco que, en la práctica, los prejuicios sientan cátedra. Cuando se está en primera línea es normal llevarse uno que otro tiro. La decencia está en saber encajar las balas y esquivar las que se puedan. En segundo lugar, creo que un periodista trabaja más a gusto cuando no tiene nada que ganar personalmente: cuando con su trabajo no busca ni méritos ni aplausos, ni siquiera, defender una consigna. Somos comunicadores, no soldados de las ideas. Las ideas están para los partidos políticos, para defenderlas en los parlamentos y las tribunas, en la intimidad con los amigos, pero no para descargarlas en una noticia. Y en tercer lugar, si se quiere eliminar el secretismo inútil de la prensa tendrá que fomentarse la promoción de periodistas a puestos de responsabilidad y no sólo a cuadros políticos o gestores económicos. Un informático, por mucho periódico que lea, muy alto que sea su coeficiente intelectual, nunca lo hará mejor que un periodista que defienda su vocación y honestidad. La lucha contra el secretismo inútil tiene que venir desde los jefes. No puede ser que secuestren una lancha en Cuba para llevársela a los Estados Unidos y el titular de la noticia sea: "Nota informativa". Eso es secretismo inútil.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buena entrada. El secretismo campa por doquier, mucho más natablemente si hablamos de lo que hace la Administración bajo capa... ¡Fíjate, si hasta yo publico este comentario en secreto! ;-)