lunes, 19 de marzo de 2012

Chagall, con una sola mujer



Este fin de semana he estado en Madrid, por cuestiones de trabajo, y he aprovechado para ir a ver la exposición de Marc Chagall que se acaba de inaugurar en el Thyssen y en la Fundación Caja Madrid. (En el Thyssen cuesta 9 euros la entrada y en Caja Madrid es gratis).

Es la primera retrospectiva que se hace de Chagall en España y merece la pena verla, aunque sinceramente, yo esperaba más (más cuadros, no que fueran mejores). Y me sorprendió la insistencia de Chagall en la boda, el matrimonio, la pedida de manos, los anillos y toda la liturgia en torno a la pareja. Aquí os dejo tres cuadros que me gustaron mucho. El desnudo, porque me recuerda a Modigliani y los otros dos, por su manera de ver a las novias.


Estando en la cola de la Fundación Caja Madrid, una madre de familia contaba a sus hijos que Chagall, a diferencia de Picasso, nunca se cansó de pintar a su mujer. Debió decirles también que Chagall era ruso y que el matrimonio, para los rusos, tiene un toque sagrado que no tiene en España. La mujer le contó además a sus hijos que el hijo de Picasso, Pablo, se pasaba por el estudio de Chagall, para luego ir a contarle a su padre lo que Chagall estaba pintando en un ejercicio de espionaje pictórico.

No hay comentarios: