martes, 6 de marzo de 2012

Con la curda a otra parte

"El gordo solo escribe bien cuando está curda". Es lo que piensa un lector de El Nuevo Herald, sobre un artículo del poeta Raúl Rivero, del que me ha llamado la atención, no lo que cuenta: una ola de visitas de personalidades extranjeras a Cuba hace de cortina de humo, sino cómo se burla del titular de un periodista de la sección cultural de un periódico cubano: "Las provincias orientales se vestirán de libros". Hay que admitir que el titular es malo, pero el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Basta con pisar una redacción para saber que no siempre se oposita para el Pulitzer. Algo que, con todos mis respetos, Raúl Rivero, el de la columna inmetible de El Mundo, no sabe lo que es.
Cuando trabajaba en el difunto El Faro, me llegaban todos los días personajes a contarme sus vidas. En EL Faro hacíamos tres páginas por cabeza sí o sí. Así que un día, me llegó una chica y me dijo que era cantante y que quería que la entrevistara. Lo que no me dijo es que era una niña bien. Mi entrevista era muy elemental (del tipo qué música haces, que músicos te inspiran, y un terrible ¿algo más?)
¿Qué le preguntas a contrarreloj a una cantante principiante y de provincias? Al otro día, cuando esperaba el bus enfrente de El Corte Inglés vi que mi entrevista había sido reproducida y estaba en el escaparate de la zona de discos. Me quería morir. Entré y cargué con el cartel para tirarlo a la basura. El vigilante del centro comercial me lo impidió. Imaginaos el susto que se llevó cuando vio a la negra arramblando con la publicidad. Tuve que vivir una semana con la vergüenza de ver mi nombre del tamaño de una manzana debajo de la entrevista más mala que se pueda escribir jamás.
Volviendo al tema del principio, os cuento otra anécdota para que veais que en el mundo del periodismo, cualquiera tiene un mal día. Recuerdo a un excelente periodista que trabajó conmigo en El Faro y que hoy escribe para un periódico económico de tirada nacional, que un día me pasó un reportaje muy interesante sobre objetos que colecciona la Policía Local de Totana y el titular era: "Lo bonito de coleccionar". Insuperable. Lo guardo en mi pechito, como mi abuela guardaba el dinero entre sus tetas. Yo creo que la pobre, hasta tenía un huequito en esa zona para meter el monedero.

4 comentarios:

Pedro dijo...

No se puede exigir literatura de alta calidad al periodista todos los días, pero sí veracidad. Incluso en los trabajos a salto de mata. Con eso nos conformamos y estoy seguro que por eso no tienes nada que recriminarte. Te seguimos leyendo ;-)

tcosta dijo...

Gracias, Pedro!!

Anónimo dijo...

Como sempre estoj de acuerdo, puedo porfavor escriver en italiano? Desculpame, ma jo non sabe escriver bien espanol........... Hasta luego Rosario de Fazio Napoli Italia, email prof.rdf@tiscali.it

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.