lunes, 26 de marzo de 2012

Él, Goya y El Ciruelo

Eso de que uno no es profeta en su propia tierra va a ser verdad. El sábado estuve en Cieza, visitando la finca que tiene la empresa El Ciruelo, en la carretera de Calasparra. Nunca había visto la floración de los frutales de esa zona. Bueno, y en ninguna otra. (Tanto es así, que me planté en el campo con mis plataformas).
Por esta época, los melocotoneros están en flor y son una maravilla visual.
Ahí me di cuenta de que la floración, como su nombre indica, dura muy poco. Poquísimo. Son flores. Justo en este momento se está haciendo el "clareo", una labor muy especializada y manual que consiste en quitar el 80% de las flores del árbol, para que las pocas que se conviertan en fruto, den melocotones más grandes y dulces. Si se dejaran todas las flores, los frutos saldrían remilgados.

Después de patearme el campo en plataformas, nos quedamos a tomar el aperitivo. El día estaba plomizo y yo, que para las cosas ajenas al periodismo siempre voy con varias revoluciones de retraso, me puse a hablar del pintor Pepe Lucas (el mural que hay en la estación de Chamartín, en Madrid (yo había puesto Atocha y me corrige mi amigo Pedro), pegado al andén del tren que llega de Murcia es suyo), que es de Cieza. Madre del amor hermoso, los ciezanos de la mesa, saltaron a lo Kill Bill y un fotógrafo, de los buenos y de los de antes soltó la frase: "Pepe Lucas se cree que en la pintura sólo existen dos: él y Goya". Jajajajajaja, todavía me acuerdo y me río: "Él y Goya".

3 comentarios:

Pedro dijo...

"El ciruelo". Ya había visto una planta de esta empresa no sé si en Librilla o Alhama y me pareció un nombre de lo más sicalíptico :-)

En cuanto a Pepe Lucas, ojalá los murales de Chamartín hubieran sido de Avellaneda, que también era ciezano.

tcosta dijo...

Ya lo he corregido!!! Iba con Gontzal Díez, el periodista de La Verdad y al bajarme me dijo que esos murales eran de Pepe Lucas. El caso es que me había hecho la idea de que estaban en Atocha. Muchas gracias, Pedro!
Al gran Avellaneda lo conocí. Fuimos juntos a un viaje de periodistas y pintores a Bruselas. ¡Qué hombre! La próxima entrada del blog se la voy a dedicar.

Pedro dijo...

No era mi intención corregirte. De hecho ni siquiera me había dado cuenta de que ponía "Atocha", me quedé con que era la estación de tre. Y harás muy bien en recordar a Manolo, era un tío genial.