miércoles, 25 de abril de 2012

Cuento de otoño

Compré en la Fnac la colección de los Cuentos de las Cuatro Estaciones de Eric Rohmer para regalar. Y la regalé, pero me temo que éste es de esos regalos que, sin saber por qué, regresan a mi casa. Debe ser porque en cuestiones de libros y películas siempre regalo lo que me gustaría tener y no lo que ya tengo. No había visto ninguna de las cuatro películas de esta serie y anoche me puse Cuento de Otoño (1998). Con Eric Rohmer me pasa como con la literatura rusa: nunca me decepciona. No me importaría volver a ver La inglesa y el Duque (2001). Visualmente es inmejorable. Esta noche iré a por el Cuento de Primavera. Lo empecé anoche. Últimamente mis noches son tan largas que a veces creo que nunca volverá a amanecer. Pero siempre pasa y tarde o temprano me quedo dormida. Estos ciclos vitales hacen que la vida parezca monótona. Todos los días empiezan igual: con el sol por la ventana.

No hay comentarios: