miércoles, 11 de abril de 2012

El agobio

He estado reflexionando sobre el agobio. Me cuesta entenderlo en su versión española. Tirando de la RAE es sofocación y angustia, pero a pie de calle suele usarse para rehuir el compromiso. Yo no padezco eso. Me canso, me aburro, me desenamoro, me desilusiono, me harto... pero nunca me agobio. O puede que todo eso junto o por separado sea lo que en España llaman agobio. Yo creo que el agobio va en los genes. Los cubanos llevamos la lentitud en la sangre y estamos acostumbrados, por desgracia y de nacimiento, a los excesos. En España cualquier cosa que desentone con la rutina, produce agobio inmediato. En Murcia se usa una expresión autóctona para referirse al agobio: "ir a pijo sacao", pero creo (no estoy segura al 100% porque en Murcia es muy difícil estar seguro de algo al 100%) que este término se refiere a otro tipo de agobio, quizás más temporal que espiritual.
A mí me llama la atención el agobio como emoción. Me parece impostado, aprendido de memoria y superficial. Creo que es una forma muy educada de decirle a alguien: déjame en paz. En Cuba, para lo mismo usamos expresiones que a mí me hacen gracia: "gira que te veo fijo" o "sácame el pie". Puede que sean vulgares, pero reflejan el sentido del humor habanero: directo y en tono imperativo.
En cuanto al agobio temporal, tampoco lo sufro. Las prisas y el estrés me gustan. Disfruto de las situaciones límites y de las decisiones periféricas porque sacan a relucir algunos de mis yo (a veces los peores yo posibles) que a menudo no existen.
Si tuviera una varita mágina la pondría sobre el diccionario y haría desaparecer la palabra agobio. O condenaría a los cobardes a usarla como castigo.

4 comentarios:

Pedro dijo...

"Las prisas y el estrés me gustan..."

Hmm...

Hmmmm...

Hmmmmmm....


...yo creo que no :-)

Anónimo dijo...

Eso del agobio supongo que será por alguien concreto

Anónimo dijo...

Quiero decir, que me imagino que tu, en tus propias carnes habrás experimentado el que alguien te diga estoy agobiado, a modo de dejame en paz, en lo que concierne al estado sentimental...sigo tu blog miy a menudo y esto que has escrito sobre el agobio me es familiar, puesto que a mi me han dicho "estoy agobiado", en lugar de decirme "no quiero compromisos",con lo cual estoy de acuerdo contigo,esto del agobio es muy relativo, y yo tampoco me agobio, esa es una postura muy cómoda para rehuir del compromiso

tcosta dijo...

Sí, como al resto de los mortales, me lo han dicho. Duele pero se puede vivir con ello. Por cierto, el agobiado luego me dio la brasa. Pero a esos tíos no se les puede perdonar porque si lo haces terminan dejándote. Si un chico no quiere compromiso lo puedo entender pero las cosas hay que llamarlas por su nombre.