miércoles, 2 de mayo de 2012

Martha Marcy May Marlene

Es lo más indie y oscuro que he visto desde la versión sueca de Déjame entrar. No es el tipo de cine que prefiero, pero siempre agradezco haberlo visto. El título, Martha Marcy May Marlene, echa para atrás y hasta podría pensarse, antes de ver la película, que será imposible recordarlo más tarde. Todo lo contrario. Cada nombre se te queda clavado con angustia.
Premio al mejor director para Sean Durkin en el festiavl de Sundance de 2011, me sorprendió gratamente la actuación de Elizabeth Olsen, hermana de las gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen, famosas por sus aportaciones prematuras (nacieron en 1986) a la moda boho-chic.
Martha Marcy May Marlene (sin comas) cuenta la historia de una chica que decide, voluntariamente, irse a vivir a una secta que a veces parece hippie y otras, solo una secta. Y vive allí hasta que decide regresar al mundo de clase media alta al que está unida por lazos de sangre. El final del filme, en mi opinión, es forzado y ambiguo, propio de las pelis de serie B que prometen una segunda parte.

No hay comentarios: