lunes, 4 de junio de 2012

Lameculos

Esta tarde he tenido una discusión cordial, pero encendida, sobre la honestidad de los periodistas. Para los que ven nuestro trabajo desde fuera es muy fácil decir que somos unos lameculos del poder. No creo que vaya conmigo ni con el periódico para el que trabajo, pero aún así, me ofende. Me parece tremendista acusar de lacayos a los periodistas, así, tan alegremente. ¿Por qué se le exige a un periodista la heroicidad que no se le reclama a los políticos que tan bien pagamos? Hacemos lo que podemos, incluso más de lo que podemos, en condiciones, muchas veces, precarias y con sueldos de risa. La crisis ha desvalijado nuestra profesión y ¿ahora resulta que la culpa de que el exalcalde de Totana Juan Morales (en busca y captura, si lo véis, avisad a la Policía) hiciera el agosto cobrando comisiones a cambio de prebendas urbanísticas la tiene el periodista que no lo descubrió a tiempo? ¿Somos deshonestos porque contamos que en Murcia se quiere hacer la Paramount sin dinero para hacerla? Lo seríamos si no hubiéramos dicho que de momento nos ha costado dinero a los contribuyentes (1,12 millones, mínimo) o si hubiéramos ignorado que el promotor del proyecto (Jesús Samper) está imputado en una trama de corrupción urbanística. Eso no se lo he descubierto yo a los murcianos (jeje lo del dinero público invertido sí). Los demás, con mayor o menor tamaño de letra, también lo han dicho. Hay que leer más periódicos antes de criticarlos, que a veces, le echamos un ojo al titular y nos creemos que ya está todo leído.Yo soy periodista, adoro esta profesión y creo en ella. Se trata de creer. Me he llevado palos, puede que vengan otros en camino, pero, como otros muchos periodistas anónimos, me levanto cada mañana con ganas de vivir y contarlo. Pero no os confundáis, no somos políticos, por más que a algunos se les note la línea editorial en la cara, más que las arrugas de expresión. Somos comunicadores. Yo te lo cuento, tú votas. Y que conste que cuando hemos denunciado casos de corrupción o escuchas infames, el pueblo todopoderoso, con todo el derecho del mundo, ha hecho oídos sordos y ha vuelto a reelegir al corrupto. Me niego a aceptar que la culpa sea nuestra. Mañana, a las 20.30 horas, los periodistas de Murcia vamos a manifestarnos frente a la Delegación del Gobierno para protestar por los puestos de trabajo perdidos y los que están por perderse.

No hay comentarios: