miércoles, 11 de julio de 2012

La hora de la verdad

Hoy he firmado los papeles que me desvinculan de 20 minutos. El periódico al que he dedicado los últimos 7 años deja de salir en Murcia. Según la documentación que me han entregado para que pase por la oficina del INEM a darme de alta en la prestación por desempleo, que justo hoy ha recortado Rajoy, la edición murciana era "totalmente deficitaria", al generar pérdidas de 353.000 euros a finales de 2011 y de 86.000 euros en el primer trimestre de este año (2012). Ahora empieza una nueva etapa en la que mi trabajo será buscar trabajo. No vine a España a hacer turismo. Prefiero trabajar, aunque gane más cobrando el paro. En los últimos 7 años no me enfermé nunca; trabajé por dos y me dejé la piel por encontrar la noticia del día. La crisis económica convirtió mi nombre y mis exclusivas provincianas en un número con un signo negativo delante. El despido, amparado por la Reforma Laboral recién estrenada, ha sido de 33 días por año trabajado y una paga lineal de 2.000 euros. En teoría, los despedidos por motivos económicos, entramos en una bolsa de trabajo de 20 minutos hasta diciembre de este año. Si nos llamaran, tendríamos que devolver el 30% de la indemnización para incorporarnos a la empresa con un salario inferior al que teníamos hasta ahora. No es un chollo, son lentejas. De momento, sigo dada de alta en la Seguridad Social hasta el 27 de julio. Un detallazo.
Mi etapa en 20 minutos no ha estado mal. La libertad de la que disfruté a la hora de escribir me permitió crecer como periodista. Ahora soy más curiosa, tozudamente incisiva y por algún motivo que no sabría explicar, el poso de frustración que tenía cuando llegué, es hoy menos denso. Me habría gustado trabajar en la redacción de Madrid porque siempre he pensado que Arsenio Escolar, el director, es un gran periodista y a su lado habría crecido muchísimo más. No pudo ser y no porque yo no quisiera. He tenido que ingeniármelas para crecer sola. A partir de ahora, esto será agua pasada.

2 comentarios:

Pedro dijo...

Allá donde vayas te seguirán los ojos ávidos de textos periodísticos con una valentía y una profesionalidad abortada o inexistente en los "grandes" medios de la Región de Murcia. No olvides decirnos dónde recalas. Un abrazo.

bar dijo...

Mal momento para conocerte,pero aunque no puede decirte un montón de cosas que se me ocurrieron cuando me dijiste que acababan de cerrar 20 minutos (había gente esperándome), una de las que quiero rescatar es que te he visto en la tv en debates políticos (tertulias les llaman aquí) y eres brillante. Facundo Cabral decía que la vida no te quita cosas, te aliviana para que vueles más alto... Creo que es un ciclo que se cerró y ahora, lo que viene! Esas cosas no nos amilanan. Es lo bueno de venir de otro mundo. De corazón, estoy segura que lo mejor apenas está por llegar.