domingo, 19 de agosto de 2012

En esta familia nunca hemos sido esclavos

Es un hombre mayor. Se llama Juan Imbroda Gutiérrez y es medio pariente del presidente de Melilla, Juan José Imbroda (PP). Yo diría que aparenta unos 60 años o así. Ha nacido en Melilla y es nieto de inmigrantes sicilianos que llegaron en el siglo XIX a esta región española del norte de África. Me gusta hablar con él. Todos los días me cuenta algo nuevo. Debe ser porque como no puede caminar, dedica su mente se desplaza por él. Me ha regalado hoy una fotocopia de una cédula de propiedad de una esclava. Está firmada en Puerto Rico, en 1868. La esclava se llamaba Juana, de edad "creciente" (tenía tres años cuando fue vendida como esclava), nariz "chata", ojos "negros" y boca "regular". Me ha impactado. Soy mulata y hasta donde conozco, mis tatarabuelos fueron mulatos libres. Nunca pregunté por qué, pero me suena que mi bisabuela solía decirme a menudo: "En esta familia nunca hemos sido esclavos". Así respondía cuando yo, con ocho o diez años, me negaba a barrer la casa durante los dos meses de vacaciones que pasaba con ella en la finca de El Salado (Granma) y la amenazaba: "Le voy a decir a mi mamá que usted me coge de esclava". 

No hay comentarios: