domingo, 24 de febrero de 2013

En Nador

En Melilla echo de menos algún sitio (que no sea una 'biblio') donde sentarme sola a leer una revista o un libro sin que me molesten. Puede que exista, pero yo no lo he encontrado. La semana pasada estuve en Nador y me di de bruces con una confitería-tetería-pizzería que es justo lo que busco. El sitio es ideal porque dentro había chicas de cháchara. Las vi y pensé en mis amigas de Murcia (Ana, Gema, Magda, Ángeles, Grethel, Marta...) Me pedí un dulce, pese a que los dulces no me gustan y un té con menta (16 dirhams=1,60 euros). Los dos, maravillosos. Poco antes había comido en un sitio pequeñito en el que sólo había chicos. Yo como poco y mal, pero en Nador probé una sopa como las de mi madre, salmonetes fritos con patatas fritas, un pisto picante y una coca cola (3,60 euros). Es increíble que Nador, estando tan cerca de Melilla, sea mucho más civilizada que Melilla. En Nador la gente está acostumbrada a ver personas de otros sitios y se nota. En Melilla, como en todas las ciudades pequeñas, hay gentuza que se regodea más con la noticia de proximidad (alias chisme) que en resolver sus frustraciones. Pero eso es entendible y legítimo. Cuando la gente tiene pobreza de espíritu, le preocupa más la vida de los otros. Es más fácil culpar a otro de nuestros errores (a lo Sartre, "L'enfer, c'est l´Autre"), que asumir que no hemos estado muy finos con nuestra pareja o no hemos hecho bien nuestro trabajo. Fracasar es una oportunidad macabra y única para empezar de nuevo, intentando hacer las cosas bien desde el principio. Hay que valorar lo que se tiene porque no hay nada seguro en esta vida. Ese vestido precioso que no te pones sin saber por qué, puede gustarle y sentarle muy bien a otra mujer, que es capaz de ver en ese trozo de tela muerto, que tú tienes olvidado en un armario, lo mismo que te atrajo de él cuando lo compraste. Aún así, estoy convencida de que Melilla es un sitio perfecto para que las cosas echen a rodar a la primera. Retomo mi teoría del rodaje inmediato. Cuando las cosas van a salir bien, salen bien sin que te esfuerces.

No hay comentarios: